Este sitio web utiliza cookies. Al utilizar el sitio web, usted expresa su conformidad con la política de cookies. Puede modificar la configuración de cookies en su navegador.Siga leyendo

Infinity® Trident® NMT SmartPod® Pods de monitorización de pacientes

Infinity® Trident® NMT SmartPod®

Infinity® Trident® NMT SmartPod®

Apoya juicios basados en evidencias sobre el estado del bloqueo neuromuscular del paciente

Medición exacta del nivel de relajación muscular

El SmartPod® Infinity® Trident® NMT (transmisión neuromuscular) proporciona una forma sencilla y exacta para medir el nivel de relajación muscular de los pacientes bajo la influencia de agentes de bloqueo neuromuscular. Los parámetros Trident proporcionan una indicación objetiva de la transmisión neuromuscular (NMT) utilizando un estímulo eléctrico de un nervio periférico, lo que permitirá juzgar, basándose en evidencias, el estado del bloqueo neuromuscular del paciente.

  • Utiliza una interfaz de monitorización estandarizada y una función de gestión de alarmas
  • Cuantifica el grado de relajación muscular
  • Integra automáticamente los parámetros de NMT en el registro electrónico del paciente

Ofrece múltiples capacidades de medición

Trident evalúa el bloqueo neuromuscular monitorizando la aceleración del pulgar (respuesta de contracción) durante la estimulación eléctrica de un nervio periférico. El pod ofrece las siguientes capacidades de medición:

  • Contracción simple: estímulo individual con una respuesta que se compara con una referencia
  • Tren de Cuatro (TOF): se administran series de cuatro impulsos que dan como resultado la relación del TOF o el contaje del TOF
  • Contador postetánico: se genera estimulación tetánica, seguida de estímulos individuales en intervalos de un segundo; se cuenta el número de respuestas a los estímulos de un segundo

Proporciona datos de NMT objetivos y valiosos

Los datos de NMT resultan valiosos antes, durante y después de la anestesia en el quirófano y, asimismo, cuando se utiliza la ventilación mecánica en la unidad de cuidados intensivos.
La monitorización de la transmisión neuromuscular puede ayudar a reducir la cantidad de agentes de bloqueo neuromuscular necesarios durante la anestesia, lo que puede implicar un periodo de recuperación más corto y un descenso de incidencias de debilidad neuromuscular postoperatoria.